Caja de la Vivienda Popular

Usted está aquí

Derechos y deberes del ciudadano

Derechos del Ciudadano

  • Acceder a cualquier servicio público o prestación a que tengan derecho, recibiendo una atención y asistencia digna, respetuosa ágil, oportuna y adecuada.
  • Recibir atención especial y preferente si se trata de personas en situación de discapacidad, niños, niñas, adolescentes, mujeres gestantes o adultos mayores, y en general de personas en estado de indefensión o de debilidad manifiesta de conformidad con el artículo 13 de la Constitución Política.
  • Recibir oficialmente las disculpas de la autoridad, en caso de presentarse errores cometidos por la administración.
  • Obtener respuesta a su petición, solicitud o trámite dentro de los términos establecidos para el efecto.
  • Exigir el cumplimiento de los plazos y términos en la prestación del servicio.
  • Exigir el cumplimiento de las responsabilidades de los servidores públicos y de los particulares que cumplan funciones administrativas.
  • Presentar peticiones en cualquiera de sus modalidades, verbalmente, por escrito, o por cualquier otro medio idóneo y sin necesidad de apoderado, así como a obtener información y orientación acerca de los requisitos que las disposiciones vigentes exijan para tal efecto.
  • Solicitar y obtener información de manera precisa, oportuna, completa, veraz y actualizada, acerca de la organización, los requisitos del servicio y la atención.
  • Exigir la reserva de su información.
  • Salvo reserva legal, obtener información que repose en los registros y archivos públicos en los términos previstos por la Constitución y las leyes.
  • Conocer la figura de Defensor del Ciudadano como vocero de la ciudadanía para la protección de sus derechos.

Deberes del ciudadano

  • Proporcionar un trato respetuoso y digno conforme a principios éticos a los funcionarios y autoridades públicas.
  • Conocer los requisitos, procedimientos y condiciones del servicio.
  • Solicitar, en forma oportuna y respetuosa, documentos y/o servicios.
  • Respetar las filas dentro de las instalaciones de cada entidad.
  • Cuidar las instalaciones y elementos proporcionados para su servicio, comodidad y bienestar.
  • Obrar conforme al principio de buena fe.
  • Hacer uso del servicio en conformidad con las condiciones, obligaciones y restricciones establecidas en los respectivos contratos.
  • Cumplir con los requerimientos o procedimientos establecidos en las normas vigentes o por cada entidad para acceder a los servicios o para adelantar trámites y solicitudes.
  • Sugerir mejoras al proceso de servicio e informar sus inquietudes a los servidores de las entidades para obtener la atención solicitada, así como informar sobre anomalías e irregularidades en la prestación del servicio.
  • Verificar, cuidar, conservar y no alterar los documentos que se le entregan.
  • Velar por la privacidad y seguridad del uso de su identificación y de sus claves.
  • Entregar oportunamente la información correspondiente para facilitar la identificación de su trámite, solicitud o necesidad.