Caja de la Vivienda Popular

Usted está aquí

Historia de la CVP

Mediante la ley 46 de 1918 con la cual “Se dicta una medida de salubridad pública y se provee a la existencia de habitaciones higiénicas para la clase proletaria” en Colombia, se estableció en su artículo 7 la obligación a los Municipios que tengan más de quince mil (15.000) habitantes de destinar el dos por ciento (2 por 100) del producto de sus impuestos, contribuciones y rentas, a la construcción de viviendas higiénicas para la clase proletaria, por habitarlas se cobraría solamente un arrendamiento; todo conforme a los reglamentos ejecutivos de esta Ley, que sin contrariar los ejecutivos, dicten los respectivos Concejos Municipales.

De acuerdo con el artículo 8 de la citada ley, cuando lo pagado por un locatario como fondo de adquisición de la vivienda, alcance al valor de costo primitivo de ella, se le expedirá el título correspondiente de propiedad. Todos los derechos del locatario, como tal, son transmisibles a sus herederos. El artículo 9 prevé el auxilio con la cantidad de cien mil pesos ($100.000) a la ciudad de Bogotá, con destino a la compra de uno o más lotes de terreno para la construcción de casas higiénicas para la clase proletaria y para la edificación de las mismas. La cantidad expresada se pagará por el Gobierno Nacional al Municipio de Bogotá, en cuotas no menores de dos mil pesos ($2.000) en cada mes. Para la inversión del auxilio a que hace referencia el presente artículo, se celebrarán acuerdos previos entre el Gobierno y la Municipalidad de Bogotá. Lo anterior se patentizó en Bogotá con la expedición del Acuerdo 37 de 1919, sobre construcción de viviendas para obreros. Durante este período fueron también aplicables las 61 de 1936, 23 de 1940 y el Decreto Extraordinario 380 de 1942.

Década de los 40

Mediante el Decreto 380 de 1942 el Gobierno Nacional dictó medidas que buscaban fomentar la industria de la construcción y el mejoramiento de la vivienda popular en Colombia. Este decreto autorizó al Ministerio de Hacienda y Crédito Público para otorgar préstamos a los municipios para la construcción de “barrios populares modelos”.    El 13 de marzo de 1942, mediante el Acuerdo No. 20, el Concejo Municipal de Bogotá aprobó el contrato celebrado entre la Nación y el Municipio, en virtud del cual se concedió a Bogotá un empréstito destinado a la construcción de barrios populares modelos, contrato que fuera firmado por el entonces Ministro de Hacienda y Crédito Público, Carlos Lleras Restrepo, siendo Alcalde de Bogotá  Julio Pardo Dávila. En el mencionado acuerdo se dispuso entonces la creación de  la entidad que hoy llamamos CAJA DE LA VIVIENDA POPULAR, constituida con los bienes pertenecientes al Instituto de Acción Social y el préstamo mencionado. (Crédito de un millón doscientos mil pesos pagadero en 17 años al 3% anual).   En dicho contrato se estableció el procedimiento de compra de los terrenos, las condiciones de construcción y de venta de los inmuebles desarrollados y mientras se constituía legalmente la Caja de Vivienda Municipal el manejo del contrato quedaba en cabeza del Alcalde y el Secretario de Obras.    En el contrato se establecía que la nueva entidad sería constituida como persona jurídica autónoma, que tendría a su cargo el servicio público de suministro de viviendas a los trabajadores y asumiría las funciones del Instituto de Acción Social de Bogotá, creado por el Acuerdo 61 de 1932.    Reconocida la Personería Jurídica por medio de la Resolución Ejecutiva No. 62 del 4 de julio de 1942,  la nueva empresa inició labores el 1º de agosto de 1942, con domicilio y área de operación en Bogotá y bajo la gerencia de Severo Rocha Alvira.   Las funciones de la Caja conforme con el Acuerdo de creación eran las siguientes:   a) Atender al servicio público de suministro de viviendas a los trabajadores.  b) Dar ejecución al contrato celebrado entre la Nación y el Municipio de Bogotá y a los convenios que en desarrollo de éste se celebraran. c) Administrar los barrios construidos por el Municipio de Bogotá y por el Instituto de Acción Social para los trabajadores de la ciudad y procurar la mejora de ellos y de los que se construyeran en adelante. d) Atender a los fines sociales relacionados con los ya enumerados, como eran los de propender por el mejoramiento de la vida y por la elevación del nivel intelectual de los trabajadores.   Dentro de las diferentes etapas de actuación de la entidad se destacan los siguientes momentos:   Durante la primera etapa de funcionamiento, su principal obra fue la construcción del Barrio Modelo del Norte entre los años 1942 y 1961. El proyecto tuvo un costo de $1.077.074,60 e incluyó algunas de las recomendaciones hechas por el arquitecto y urbanista austriaco Karl Brunner como la construcción de zonas de servicios comunales, inspección de policía, zonas comerciales, campo de fútbol, básquetbol, tenis y una capilla provisional.

Década de los 50

Entre 1942 y 1957 desarrolló programas de vivienda unifamiliar de dos plantas que constituyeron la primera respuesta de calidad en términos urbanísticos y arquitectónicos en proyectos como Modelo del Norte, Primero de Mayo, Buenos Aires, Acevedo Tejada, La María y Centenario.

Década de los 60

Hacia el año 1966, y hasta principios de la década de los setenta, con el propósito de atender la creciente demanda, la CAJA DE LA VIVIENDA POPULAR se dio a la tarea de adelantar planes populares masivos mediante la creación de mecanismos de financiación bajo la modalidad del sistema de autoconstrucción con grupos de trabajo asesorados por la entidad, cambiando posteriormente al sistema de Normas Mínimas de Diseño y Construcción para obras de urbanismo y vivienda. Como resultado de esto quedaron obras como la habilitación del asentamiento subnormal denominado Las Colinas, Laches I y Las Lomas I, y para el caso de las normas mínimas, el barrio La Manuelita, iniciando así la época de la “unidad mínima”.  

Década de los 70

En 1974 la CAJA DE LA VIVIENDA POPULAR estableció el programa para entregar vivienda en alquiler a un precio mínimo a familias de bajos ingresos que fueron víctimas de emergencias o calamidades; este programa contaba con tres centros en Laches, Guacamayas y Sierra Morena. Era el Programa de Viviendas Transitorias y se llamó así porque daban albergue temporal hasta que sus ocupantes mejorasen su situación económica o accediesen a algún plan de unidades básicas de la Entidad.   A finales de 1979 e inicio de los ochenta la CAJA DE LA VIVIENDA POPULAR acometió el desarrollo de alternativas habitacionales para sectores de ingresos medios destinadas a empleados del Distrito y hogares con ingresos medios de la Capital, con el objeto de obtener márgenes de utilidad para financiar y apalancar planes populares o subsidiados. Para esto adoptó el sistema de financiación en Unidades de Poder Adquisitivo Constante (UPAC) en el desarrollo de proyectos como La María, El Gualí I y II, así como el desarrollo de su programa piloto Candelaria La Nueva, el más grande construido por la CAJA DE LA VIVIENDA POPULAR hasta ese momento.

Década de los 80

En 1988 la CAJA DE LA VIVIENDA POPULAR  inicia el desarrollo del programa de mayor envergadura en su historia llamado “Ciudad Bolívar”; el programa contempló la entrega de, aproximadamente, 10.600 lotes con servicios para ser desarrollados por autoconstrucción.

Década de los 90 en adelante

En el año de 1996, mediante Acuerdo No. 026, se determinó que una de las funciones primordiales de la CAJA DE LA VIVIENDA POPULAR era la relacionada con la oferta de vivienda para la ejecución de los planes de reubicación de familias, que se encontraran en zonas de alto riesgo o en afectaciones viales y/o de servicios públicos, y para ello se estableció como promotora de la construcción de vivienda de interés social que permitiera reubicar a los afectados.   Dicha razón hizo que la Caja se ocupara del reasentamiento de los hogares en situación de alta vulnerabilidad, ubicados en áreas de riesgo no mitigable y en rondas de cuerpos de agua, para lo cual, en cumplimiento de lo dispuesto en el Plan de Ordenamiento Territorial y en el Plan de Desarrollo 1998-2001, la CAJA DE LA VIVIENDA POPULAR generó un Proyecto denominado: “Suministro de Vivienda para reubicar familias en Alto Riesgo y/o ocupantes del Espacio Público”, el cual fue inscrito para la vigencia del 2000 ante el Banco Distrital de Programas y Proyectos.   En 1999 la CAJA DE LA VIVIENDA POPULAR inicia la implementación del Programa de Titulación Predial mediante acciones de asistencia técnica, jurídica, social e inmobiliaria a las familias para la obtención de títulos de propiedad de las viviendas localizadas en barrios de estratos 1 y 2 que se habían legalizado.

La Caja de la Vivienda Popular entre 1942 y 1996 ha construido aproximadamente 26 barrios; del año 2000 a 2010 fueron reasentados 4.967 hogares y del 2000 a 2012 se adjudicaron 12.279 títulos. Hasta el 31 de diciembre de 2010 se han entregado 2223 títulos de propiedad, de igual número de predios y continúan otros en proceso de evaluación.