Caja de la Vivienda Popular

Usted está aquí



Ana Betilda, después de vivir 30 años en riesgo, escogió su apartamento en La Casona

Por: cvpadmin
Bogotá, 10 Abril 2019
Ana Betilda, después de vivir 30 años en riesgo, escogió su apartamento en La Casona

Tiene 57 años, es madre de una joven con una discapacidad severa y vivió durante años en una zona de alto riesgo no mitigable. Ella ya sabe cuál es el apartamento que le entregará el Distrito.

Su casa, ubicada en el barrio Acapulco, estaba a menos de 500 metros de la ronda de la quebrada Trompeta, el terreno no era estable y empezó a agrietarse. Las paredes empezaron a ‘partirse’ y la humedad, con los días, se volvió insoportable. Ana Betilda Amado, preocupada, buscó ayuda de la Alcaldía de Bogotá.

 

Atendió a los funcionarios de la Caja de la Vivienda Popular de Bogotá que le propusieron reubicarse y vivir en un lugar digno, seguro para ella, su hijo y su hija de 20 años, quien padece retardo psicomotriz severo.
 

La Alcaldía le ofreció una relocalización transitoria, es decir, el pago de un arriendo en una vivienda temporal, mientras le entregan su vivienda en La Casona, ubicada en la localidad de Ciudad Bolívar. Ella aceptó. 

 

“Estoy muy contenta con los empleados de la Caja de la Vivienda Popular que se acordaron de nosotros, mi casa estaba agrietada por todas partes, las columnas se estaban torciendo y cuando llovía, no solo aparecían ratones en mi casa, también malos olores y se inundaba el frente”, describe.

 

Hoy vive temporalmente en una casa a escasos metros y en pocos meses estará residiendo en su propio apartamento que le entregó el Distrito.  “Los empleados de la Caja de la Vivienda Popular se acordaron de nosotros, mi proceso fue muy rápido”, añadió esta mujer, que se dedica a la elaboración y mantenimiento de zapatos que vende entre sus vecinos.
 

El director de la Caja de la Vivienda Popular, Lino Roberto Pombo, se mostró satisfecho cuando la beneficiaria, a través de balotas, escogió su apartamento en un primer piso, adaptado con rampas y barandas para personas con discapacidad.
 

“La CVP tiene como misionalidad salvaguardar las vidas de las familias que son identificadas por el Instituto Distrital de Gestión de Riesgos y Cambio Climático (IDIGER), que viven en zonas de alto riesgo y deben ser reubicadas en lugares seguros y dignos que cuenten con servicios públicos y estén dentro de la legalidad”, expresó el directivo.
 

Destacó que, dentro de las familias beneficiarias de La Casona, se dio prelación a los adultos mayores y a las personas en condición de discapacidad, las cuales tendrán un acompañamiento permanente desde la notificación en sus predios, la entrega de los documentos y el recibimiento de las unidades habitacionales donde viven.

Filtro de noticias